Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Real Food a domicilio

Los servicios de catering están a la orden del día. Asociados a los eventos de alto standing, empresas o celebraciones, este tipo de servicios, cubren las necesidades culinarias de cualquier situación en cualquier momento. Esta metodología de servir la comida no es una novedad, al contrario, estos servicios se prestan desde hace décadas, como es el caso de La Frolita, expertas en brindar servicios de catering desde hace quince años.

Contratar un servicio de catering, implica contratar un servicio de comida servida en el lugar deseado que, generalmente, es un local, oficina o celebración particular. Camareros, puesta de mesa, servicio, todo incluido para que los clientes, no deban preocuparse de nada, en lo que a comida se refiere.

Aun sabiendo las posibilidades que ofrece un servicio de catering, la gran variedad que existe y el amplio abanico de posibilidades que ofrece en cuestiones de cocina, su evolución, ha dado paso a novedosas propuestas. Entre los servicios podemos encontrar productos o menús elaborados in situ, los típicos bufets fríos o menús de alta cocina.

En los últimos tiempos, una de las mayores novedades que ofrecen los servicios de catering, es elaborar y servir los menús completos para una semana, mes, etc. Gracias a este tipo de catering con una propuesta novedosa e interesante de la que vamos a hablar más detenidamente, la oferta gastronómica, se aleja del tradicional fast food o los altos costes de un restaurante.

Tampoco es una novedad el tema de la comida a domicilio propiamente dicho. Muchos de los mejores restaurantes, ofrecen esa posibilidad de servir sus menús en la puerta de tu casa, mediante servicios de entrega especiales o incluso, el de recogida por parte del cliente.

La novedad de este tipo de catering del que vamos a hablar, reside en su personalización, el tipo de comida, cuanto menos procesada y elaborada, mejor y su mecanismo de funcionamiento.

Soluciones culinarias adaptadas a cada cliente

La tendencia es cuidarse. Cuidarse empieza por alimentarse de forma sana, variada y equilibrada. Somos lo que comemos, lo sabemos bien. En muchas ocasiones, no es posible mantener un buen ritmo en el sentido de la alimentación. Comemos a deshoras, picamos entre comida y comida y nos viene bien cualquier cosa con tal de saciar nuestro acechante apetito.

Realmente, no es saludable alimentarse de esta forma tan desordenada. Son muchas las razones que pueden llevar a una persona a comer de esta manera: falta de tiempo debido al trabajo, falta de motivación a la hora de cocinar, desconocimiento, o simplemente, pereza. En cualquiera de los supuestos o cualquier otra situación que se pueda presentar, es posible encontrar un servicio de catering a domicilio que se encargue de proporcionarte la alimentación que necesitas.

Estos servicios, se alejan un poco de lo que comúnmente, denominamos catering. El catering tradicional, como decíamos, se asocia a cierto tipo de celebraciones o eventos y cumple una serie de características que, aun siendo más que flexibles, suelen seguir un patrón determinado y ofrecer un tipo de menú concreto. En el caso del catering personalizado, se da la vuelta al concepto.

Menús basados en dietas personalizadas y adaptadas a cada cliente, basando su cocina en el real food, tan demandado últimamente. Este tipo de catering, combina el nutricionismo con la comida a domicilio o take away. Tu diseñas tu menú, otros te lo guisan y tú, te lo comes. Puedes contar con nutricionistas que te asesoren y diseñen un plan de comidas por el período temporal que necesites y confeccionar tu propio calendario.

No solo ofrecen un menú diario, no. Puedes contar con tu menú para la hora de la comida o de la cena, e incluso, ambos. De este modo, se acabó romperse la cabeza por no tener tiempo para la cocina o no saber que hacer con ella.

Dentro de su oferta, cuentan con una carta de menús o platos ya establecida y una amplia variedad de posibilidades, gracias a la personalización. De este modo, puedes comer de forma saludable, equilibrada y variada a diario, sin necesidad de tener nociones ni conocimientos de cocina o nutrición.

Uno de los puntos fuertes del catering en general y de este en particular, es que cocinan a diario para ofrecer el mejor servicio y alimentos de calidad. Un catering siempre se ha caracterizado por la frescura de sus productos y, en este particular, no podía ser menos.

Sus menús y platos, se basan en la dieta mediterránea y permiten contar con la comida preparada para llevar a cabo la dieta sin tener que cocinar. Los menús pueden ser dietas estrictas o equilibradas, según necesidades. Todo llega a casa listo para calentar y servir, junto a un calendario y el plan nutricional establecido.

Sobra decir aunque no está de más, que los servicios se prestan de la mano de cocineros y nutricionistas. En este caso se aúnan dos profesiones que, de por sí, deberían ir ligadas para ofrecer cocina de mayor calidad. Sin desmerecer a los grandes chefs.

El catering con nombre propio

Encontrar servicios de catering con este nivel de personalización es una gran ventaja. Si bien es cierto que todas las empresas del sector, ofrecen posibilidad de adaptar los menús a cada cliente, también lo es que, lo hagan de forma grupal. Pero aquí hablamos de la evolución del servicio. En tiempos en los que la personalización esta a la vanguardia en todos los aspectos, el culinario, no podía quedar atrás.

Este tipo de empresas, cuentan con expertos en nutrición que adaptan cada uno de sus menús a la dieta que quiera seguir el comensal. De manera individualizada, confeccionan dietas variadas, sanas, equilibradas y con alimentos saludables. Dejando a un lado los elaborados y saturados menús que suelen ofrecerse en este tipo de servicios.

El catering da un giro y se acerca a la real food, creando platos de elaboración sencilla, diseñados para cada necesidad. Cubriendo a todo tipo de clientes, desde los más pequeños hasta los mayores que requieren alimentos más específicos. No importa si eres celiaco, diabético o deportista.

Veganos, vegetarianos, carnívoros… todos caben en este catering. Variedad de platos para todos los gustos y posibilidad de crear el menú al gusto. Puedes elegir un plan semanal o mensual, diario o puntual, sin necesidad de planificar con antelación y contratar un servicio completo como es habitual en el catering tradicional. Recibirlo en la oficina, en tu casa o recogerlo in situ.

Llenar la nevera de comida saludable sin la necesidad de acudir al súper, ensuciar la cocina o tener conocimientos sobre nutrición, es posible, gracias al catering personalizado y sus muchas posibilidades.

Algunas de estas empresas, disponen de aplicaciones que te ayudan a cumplir con tu calendario de comidas. Puedes gestionar tus menús desde cualquier lugar, en cualquier momento y disponer de un plan de salud que te proporcionará los datos necesarios para seguir tu dieta.

Comida sana en la puerta de tu casa sin tener que ir a casa de mama a recoger el túper. Sin duda, toda una revolución gastronómica. Comer sano ya no es un problema gracias al catering de real food, personalizado y adaptado a las necesidades de cada uno.

La flexibilidad es otra de las grandes bazas que juega el sector. Posibilidad de elegir los menús por periodos de tiempo diarios, semanales, quincenales o mensuales. Menús cerrados pero abiertos al cambio, puedes decidir cambiar los menús en cualquier momento, elegir menús completos de dos platos o plato único y para comer, cenar o ambas.

De forma generalizada, los platos que ofrecen en su carta estos catering, son correspondientes a la afamada dieta mediterránea, siguiendo ese inigualable patrón alimentario. Al mismo tiempo, se trata de menús equilibrados que aportan todos los nutrientes necesarios para el organismo. Controlados y balanceados de forma generalizada para evitar el conteo de calorías que algunos deben seguir. Obviamente, con ingredientes naturales, sin conservantes y con una elaboración adecuada para no perder nutrientes.

Además, en la variedad esta el gusto y permiten hacer los cambios necesarios en cada dieta y menú. Con todas estas posibilidades, se quitan las ganas de cocinar y hacerse cliente de un catering personalizado de por vida. Así te olvidas de cocinar, quebrarte la cabeza pensando que comer y con que comerlo para mantener un equilibrio en tu alimentación y por supuesto, de las listas de la compra. Solo tienes que seleccionar tus menús o hacerles saber cuales son tus necesidades nutricionales para que ellos se encarguen de confeccionar tu dieta.

Queda patente que el sector gastronómico, no tiene fin en su reinvención y evolución. Primero fueron los catering a domicilio, luego los chefs que cocinan en tu casa, por y para ti, a tu gusto, ahora el catering personalizado para que no tengas que cocinar si no quieres y sin necesidad de ir a un restaurante.

Como estamos en todo, estos servicios de catering, tienen muy presente a nuestros mayores y ofrecen un servicio de comidas especifico para personas de mayor edad, cuyas necesidades nutricionales suelen ser más específicas.

Menús para todos, alimentos saludables y adaptación a cada comensal. No se puede pedir más.

Relacionados

fisioterapia

Conoce mas sobre la fisioterapia

Como sucede habitualmente en los temas de salud, como nos confirman los profesionales de fisioterapiaherraiz.es, cuando tomamos reacciones o medidas es cuando nos encontramos con