Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las ventajas de celebrar comuniones en casas rurales

Si se acerca la comunión de tu hijo y te apetece celebrar este evento al aire libre y en contacto con la naturaleza, opta por una casa rural. Será una celebración distinta e inolvidable, ya que es un lugar que ofrece relax y diversión.

A tu hijo le encantará disfrutar del aire puro, las montañas, los paisajes, el ambiente rústico, etc. Se trata de un lugar idóneo para celebrar un evento familiar con niños, alejados del bullicio y la contaminación de la ciudad.

Espacios amplios

Las casas rurales tienen terreno suficiente para invitar a toda la familia, amigos y compañeros del pequeño. Además, los invitados no tendrán problemas para aparcar, ya que la casa cuenta con garaje. Un lugar idóneo para reunirse padres, hijos, abuelos, tíos, sobrinos…todos los que queráis. Además, si sois pocos, también podéis celebrarlo.

A diferencia de los restaurantes que suelen tener el espacio limitado, una casa rural te ofrece espacios amplios, sin peligros, los niños pueden jugar con total libertad y tú disfrutar de la tranquilidad.

Puedes elegir celebrar la comunión en el salón o en el exterior, porque el jardín es perfecto para todo tipo de celebraciones. Además, los invitados podrán disfrutar también de la piscina.

Naturaleza

Si celebras la comunicación en un entorno rural. Los niños pueden jugar, correr y estar en contacto con la naturaleza. Además, es un sitio tan mágico que no necesita mucha decoración.

Los profesionales de Las Aldabas aseguran que la casa rural accede a un paseo fluvial, muy agradable, con diferentes clases de aves y vegetación autóctona.

Alojamiento

La casa rural es perfecta para alojarse todos los invitados, te puedes quedar a dormir y tendrás la seguridad de que tu pequeño disfrutará de un descanso reparador, tranquilo y silencioso. Allí no hay ruidos de coches, ni contaminación.
Los invitados se podrán cambiar de ropa o calzado y arreglar directamente allí.

A tu hijo le encantará celebrar su comunión en un ambiente rural, además, de divertirse, el estar en contacto con la naturaleza le aporta muchos beneficios para la salud.

Rompe con la rutina

Rompe con la rutina y elige un lugar diferente, ya que la mayoría de las comuniones se celebran en salones, restaurantes o en casas. Tu hijo no olvidará ese día tan especial, disfrutará viendo el paisaje y el entorno natural.

Fiesta divertida

Es un lugar idóneo para disfrutar de una celebración única y divertida. Qué te parece montar un escenario para cantar y bailar.

También puedes instalar castillos hinchables, organizar yincanas, juegos de mesa, etc. Con tanto espacio, tanto los padres como los niños pueden organizar diferentes juegos. Decora el ambiente con flores, globos y farolillos, para dar un toque especial a la celebración.

Instantáneas increíbles

Es un día especial que debes recordar para siempre. La casa rural cuenta con vistas excepcionales, parajes únicos, espacios cargados de belleza en todos los rincones, por lo que tus fotografías serán impresionantes.

Menú saludable 

Opta por un menú con alimentos procedentes de la agricultura ecológica y típicos del pueblo. A los niños les encantarán los platos tradicionales y caseros. Qué te parece comenzar con un coctel y unos aperitivos, y luego disfrutar de la comida.

Puedes elaborar y personalizar el menú, a la tarde disfrutaréis del atardecer mientras os tomáis unas copas y será un momento perfecto para brindar. Los niños también se pueden unir al brindis con un batido o una taza de chocolate.

En el jardín puedes instalar una mesa dulce con cupcakes, muffins, donuts, una fuente de chocolate con frutas, caramelos y cake pops. En cuanto a la decoración de la tarta, queda genial las flores naturales comestibles.

Actividades al aire libre

Podéis aprovechar el alojamiento y quedaros varios días, para que la familia disfrute unida de un sinfín de actividades al aire libre, como practicar senderismo, rutas en bicicleta, tiro con arco, paintball, montar a caballo, visitar la granja, practicar escalada, etc.

Jugar al aire libre

Cada vez más los niños de las ciudades dejan de jugar al aire libre, pasan la mayor parte de su tiempo libre viendo la televisión, jugando con los videojuegos o con el ordenador. La falta de contacto con la naturaleza provoca problemas como falta de concentración, hiperactividad, depresión y ansiedad.

Otra de las ventajas de jugar al aire libre es que previene la obesidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2016 había más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) con sobrepeso u obesidad.

Jugar al aire libre tiene múltiples ventajas para la salud física, mental y emocional: se sienten más felices, aumenta su autoestima, desarrolla la creatividad, mejora la autonomía, etc.

Relacionados