Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Gingivitis: qué es y consejos efectivos para prevenirla

Cuidar la salud bucodental es esencial para tener un bienestar general y mantener un estilo de vida saludable. Una de las afecciones más comunes que afecta a la cavidad bucal es la gingivitis. La gingivitis es una enfermedad periodontal leve, pero bastante común y que causa inflamación y sangrado de las encías. En este artículo vamos a conocer mejor esta afección como qué es la gingivitis, las principales causas, los síntomas y consejos para prevenir la enfermedad.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una enfermedad periodontal que afecta principalmente a las encías. Se caracteriza por la inflamación de las encías debido a la acumulación de placa bacteriana. La placa bacteriana es una película pegajosa y transparente compuesta por bacterias, restos de alimentos y saliva que se acumula en los dientes y las encías. Si no se elimina adecuadamente, la placa se endurece y se convierte en sarro, lo que puede llevar a la gingivitis.

“Si la gingivitis no se trata, desembocará en periodontitis. Que en este caso es una infección profunda de la encía y de los tejidos que sujetan al diente, que puede llegar a afectar al hueso y poner en riesgo el diente. Por lo que es importante tratar cuanto antes la gingivitis para evitar que se convierta en periodontitis”, explican desde Clínica Dr. Maroto y Dra. Vellón, especialistas odontológicos en Aranjuez y Villacañas.

Causas de la gingivitis

La principal causa de la gingivitis es una higiene oral deficiente. No cepillarse los dientes con regularidad, no usar hilo dental y no realizar enjuagues bucales pueden contribuir a la acumulación de placa bacteriana. Además, otros factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar gingivitis, como pueden ser el tabaquismo, la diabetes, los cambios hormonales durante el embarazo o la pubertad, el estrés y ciertos medicamentos.

Síntomas de la gingivitis

La gingivitis puede manifestarse de diferentes maneras en cada persona, pero los síntomas comunes son encías rojas e inflamadas y sangrado durante el cepillado. También provocan mal aliento persistente, sensibilidad y retracción de las encías.

 Consejos para prevenir la gingivitis

Existen algunas acciones que pueden ayudar a prevenir la gingivitis como una buena higiene oral, uso de hilo dental, cuidado de la alimentación y visitas periódicas al dentista.

  1. Mantén una buena higiene oral

Mantener una buena higiene oral es importante para evitar la aparición de gingivitis y otras afecciones. Por eso, tienes que cepillar tus dientes al menos dos veces al día durante dos minutos con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Pero es mejor hacerlo después de cada comida. Asegúrate de usar pasta dental óptima y reemplaza tu cepillo de dientes al menos cada tres meses.

  1. Usa hilo dental o irrigador

El hilo dental es esencial para eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana entre los dientes y a lo largo de la línea de las encías. Así que intenta usar hilo dental al menos una vez al día. También si lo prefieres en lugar de hilo dental puedes usar irrigador dental. Este aparato emite un chorro de agua a presión que ayuda a eliminar la suciedad acumulada. Y que puede llegar a ser más efectivo para mantener una óptima salud bucodental.

  1. Utiliza enjuague bucal

Utiliza un enjuague bucal antimicrobiano para ayudar a reducir la placa bacteriana y mantener un aliento fresco. Consulta a tu dentista para obtener recomendaciones específicas y para que te aconseje el mejor enjuague bucal para tu dentadura.

  1. Visita al dentista regularmente

Programa visitas regulares al dentista al menos dos veces al año o según las recomendaciones de tu dentista. Además, las limpiezas dentales profesionales pueden eliminar la placa y el sarro que no puedes eliminar por ti mismo. Y los especialistas recomiendan realizarlas cada 6 meses aproximadamente.

  1. Cuida tu alimentación

Una dieta equilibrada y saludable es clave para una buena salud bucal. Limita el consumo de alimentos azucarados y procesados, ya que fomentan el crecimiento bacteriano en la boca. Opta por una dieta rica en frutas y verduras frescas, proteínas magras y lácteos bajos en grasa. Estos alimentos proporcionan los nutrientes necesarios para fortalecer tus encías y dientes.

  1. Controla el estrés

El estrés crónico puede afectar negativamente a tu sistema inmunológico y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades de las encías. Encuentra técnicas para aprender a controlar y manejar el estrés que funcionen para ti, como la práctica de la meditación, el ejercicio regular, el yoga o la respiración profunda.

  1. Evita el tabaco

El tabaquismo es perjudicial para la salud bucal en general y aumenta el riesgo de desarrollar gingivitis. Además, el tabaco reduce la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones y retrasa la cicatrización de las encías. Por lo que si eres fumador, considera dejar de fumar para mejorar tu salud bucal. Pero también general porque debes saber que el tabaco es el causante de múltiples enfermedades, entre las que hay que destacar 20 tipos diferentes de cáncer, tal y como indica el Ministerio de Salud en este enlace.

  1. Ten cuidado con los cambios hormonales

También debes saber que los cambios hormonales durante el embarazo o la pubertad pueden aumentar la susceptibilidad de aparición de gingivitis. Así que en estos momentos o etapas de la vida, es aún más importante mantener una buena higiene oral y visitar regularmente al dentista.

  1. Evita la automedicación

Algunos medicamentos pueden afectar la salud bucal y aumentar el riesgo de gingivitis. Si estás tomando medicamentos de forma regular, habla con tu dentista para evaluar cualquier efecto secundario relacionado con la salud bucal y poder buscar posibles soluciones.

En resumen, la gingivitis es una enfermedad común pero tratable si se detecta y se trata a tiempo. Mantener una buena higiene oral, visitar regularmente al dentista y adoptar un estilo de vida saludable son las claves para prevenir la gingivitis y mantener una salud bucal óptima. Recuerda que la prevención es fundamental, y una atención adecuada a tu higiene oral puede ayudarte a mantener unas encías sanas y una sonrisa radiante. No descuides tu salud bucal y toma medidas preventivas para evitar problemas más graves a largo plazo.

Relacionados

fisioterapia

Conoce mas sobre la fisioterapia

Como sucede habitualmente en los temas de salud, como nos confirman los profesionales de fisioterapiaherraiz.es, cuando tomamos reacciones o medidas es cuando nos encontramos con