Albacete, una ciudad para soñar

Todos tenemos en nuestro interior ese regustillo y ese deseo imperioso de viajar. A donde sea, a cualquier parte. Pero, si encima viajamos a Albacete, una de las localidades más famosas de la provincia de Castilla La Mancha, ahí la cosa cambia.

Y es que últimamente se ha extendido la popularidad de este destino de ensueño, antiguamente infravalorado por la ignorancia. Allí te esperan kilómetros y kilómetros de parajes verdes, impresionantes cataratas, ríos cristalinos y un buen listado de pueblos que sin duda están entre los más bonitos y pintorescos de España.

Así que haz tu maleta: prepara todo lo que vayas a necesitar y coge papel y boli… porque hoy, vamos a hablar de los lugares que no te puedes perder al pasar por esta provincia y de los sitios que puedes visitar cuando estes en ellos.

Pueblos con encanto

Y es que, aunque la ciudad de Albacete es algo impresionante… yo me quedo con los pequeños pueblos, esos reinos olvidados por la mayoría que, con suficiente tiempo y una buena guía, pueden dejarte la sensación de que has estado en verdaderos paraísos sobre la Tierra.

  • Alcaraz. Lo que más llama la atención de este pequeño pueblo a los alrededores de Albacete son sus torres… dos altas y cuadradas torres que coronan el Cerro de San Sebastián y parecen estar susurrándose cosas la una a la otra. Y es que no hay nada como acercarse a ver la Iglesia de la Santísima Trinidad y Santa María, en la que se alza una de esas dos torres, o sitios tan emblemáticos e incomparables como el mismísimo Ayuntamiento del pueblo.
  • Chinchilla de Montearagón. Toma ya, que buen nombre. ¡Pues espera a ver cómo es esta delicia de pueblo! Porque apenas está a 15 minutos en coche, y es la antigua capital de la provincia. ¿Qué maravillas vas a encontrar en este sitio? Bueno, ¿te gustan las fortalezas medievales? Porque este pueblo es un conjunto de castillos de estilo medieval que te entusiasmarán desde el minuto uno. Por favor, te suplicamos que NO dejes de visitar la Plaza Mayor, sus palacios, sus callejuelas olvidadas… porque este sitio merece la pena ser descubierto y disfrutado por todos cuando se dejen embaucar por su belleza.
  • Almansa. Cambiamos el estilo medieval por el árabe, lo cual es un gustazo. No te decepcionarás, pues este pueblo cuenta con la maravillosa Iglesia parroquial de la Asunción, que fue donde, en el S.XVIII, se libró la Batalla de Almansa.
  • Nerpio. Si te gusta la naturaleza, los animales, los paisajes de ensueño y la paz absoluta, es uno de los sitios que no puedes dejar pasar. Cuenta con un castillo hermosísimo, y está todo su límite rodeado por un bosque impresionante con un follaje y una naturaleza que envolverá con su magia salvaje. ¿Por qué? Bueno, ¿sabes que este lugar tan maravilloso ha sido declarado patrimonio de la humanidad? Esto es solo un pequeño adelanto de lo que te espera cuando te decidas visitarlo. ¡No te dejará indiferente!

El turismo rural no es atractivo para todos, pero los que se dejan embaucar por él repiten. ¡Sin duda! Y es que es un tipo de turismo que te atrapa. ¡Por eso, si decides atreverte con él, presta atención a los consejos que te dejamos a continuación!

  • Calzado y ropa adecuados. Vamos a ver, ¡vas de viaje, y si lo que más vas a ver es naturaleza, sierra y pueblos pequeños seguramente te encuentres con interminables y empinadas cuestas! Aunque sabemos que las vistas valdrán la pena, lo mínimo que puedes hacer es ir cómodo, y completamente adaptado a la temperatura y clima de la zona, que te aconsejamos que investigues antes de ir hacia allá.
  • Ten el coche en buenas condiciones. ¿Hemos dicho ya que puede haber cuestas? Si vas a ir en coche, por lo menos asegúrate de que no te va a dejar tirado donde sea que vayas. ¡Es lo mínimo para disfrutar de unas buenas vacaciones! Reparaciones, gasolina, un vistazo en el taller… Es mejor asegurarte, que arriesgarte a chafar tu viaje. ¡No te lo pienses!
  • ¡Hidrátate y come lo necesario! Tan malo es no comer antes de hacer senderismo / turismo rural como ir con el estómago lleno. Sé listo y precavido, piensa que vas a estar unas cuantas horas haciendo un esfuerzo considerado (depende de cómo hayas planificado el viaje, por supuesto, pero igualmente sé cauto). Come cosas que te llenen de energía y no llenes tu estómago al límite, o te vas a arrepentir cuando estés dándolo todo en la ruta.
  • Botiquín de primeros auxilios. Sí, los accidentes pueden pasar. Siempre es mejor que no sucedan, por supuesto, pero ¿y si…? Solo por eso, yo llevaría un botiquín con lo básico para poder quedarse tranquilo por si pasa cualquier cosa (tiritas, alcohol, termómetro…). ¡Y no te olvides tus medicinas!
  • Elige sabiamente dónde vas a alojarte. Lo más sabio es que elijas un lugar cercano a donde vayas a hacer la ruta… pero no en mitad de la ciudad. Si vas a hacer turismo rural, déjate llevar por la naturaleza y vete a un sitio donde puedas disfrutar de ella como te mereces. Por ejemplo, el Cortijo El Sapillo, es una excelente opción para planificar un viaje de turismo rural por Albacete, porque está rodeado de un mar de naturaleza, cuenta con una flora excepcional y vas a poder ver cosas maravillosas a tu alrededor.

Ahora ya sabes cómo deberías planificar tu viaje de turismo rural por Albacete.

¡Pásalo bien!

Relacionados