8 beneficios de contratar a un entrenador personal

La figura del entrenador personal está creciendo en los últimos años como una alternativa al gimnasio o como un complemento del mismo para poder alcanzar los objetivos deportivos de manera más rápida y segura para evitar lesiones al realizar ejercicios contraindicados por dolencias o molestias.

Y es que un entrenador personal es aquella persona que te coordina y ayuda a lo largo de un entrenamiento personalizado. Con ello, se encarga de crear una serie de ejercicios y de motivar al cliente fijando unas metas, siempre teniendo en mente la condición física y los impedimentos de cada persona.

Por ello, en este articulo vamos a conocer cuáles son los beneficios de contratar a un entrenador personal y que puedes conseguir con ello.

1. Mayor motivación

Si se cuenta con la persona adecuada, el entrador preparará un programa con un horario establecido que impulse a seguir. El programa suele ser bastante motivador, por lo tanto, hace más fácil cumplir con los objetivos y seguir haciendo ejercicio. El entrenador personal nunca dejará que su cliente abandone el ejercicio y siempre velará porque cumpla los objetivos propuestos.

Y no sólo eso. En cada clase motivará al cliente para que no se dé por vencido y cumpla hasta el final cada una de las series. Por lo que está claro que hay una mayor motivación para practicar ejercicio. Y es que nadie quiere defraudar a su entrenador personal.

2. Tienes un programa personalizado

El entrenador personal realiza un programa adaptado a cada persona. El planning indicará qué ejercicios deportivos se adaptan mejor a las necesidades y objetivos que se marquen desde un primer momento.

Esto es un plus y una gran ventaja para todas las personas que sufren enfermedades de tipo crónicas, como el asma o la diabetes y también para los que lo tienen más difícil debido al peso corporal. Porque los ejercicios están pensados para cada persona y el profesional los podrá ir cambiando sobre la marcha.

3. Evitarás estancarte

Muchos de los planes deportivos propuestos en algún momento por ti mismo pueden hacer que te estanques, ya que no ves resultados y se hace muy difícil mantener una continuidad. Si esto mismo lo realizara un entrenador personal, éste se encargaría de marcar una serie de pautas como la intensidad y el volumen o los tiempos de recuperación entre un ejercicio y otro o incluso las cargas para hacer ajustes en los planes y que la persona mejore físicamente. Incluso, con la motivación hará que no quieras dejar de hacer ejercicio.

4. Mejorarás la técnica

Un entrenador personal también es el encargado de enseñarte la mejor técnica para realizar los ejercicios de manera correcta para así evitar lesiones musculares o diversas situaciones de gravedad.

“Un entrenador personal explica cada uno de los ejercicios a sus clientes y va rectificando la postura si no es correcta. Además, no sólo ayuda a la postura correcta sino que hace que los clientes se sientan cómodos en cada ejercicio lo que provoca menor fatiga y dolor tras el entrenamiento”, explican desde Sport & Balance, empresa de sociedad limitada de ámbito nacional  que ofrece soluciones deportivas integrales y son expertos en organización de carreras populares.

5. La seguridad es mayor

Uno de los mayores peligros que tiene practicar deporte sin la supervisión de un profesional es el poder lesionarse. Por lo que, siempre es mejor contar con un entrenador personal y así evitar caer en errores para lesionarte. Esto se puede reducir con un calentamiento previo a la actividad, ya que no solo está la posibilidad de lesionarte si no que puedes poner en riesgo tu salud.

6. Eficacia demostrada

Como ya hemos comentado en puntos anteriores, con un entrenador personal se aprovecha el tiempo doblemente. Además, el tener un entrenamiento personalizado y una mayor motivación demuestran que los entrenadores tienen mayor ratio de eficacia que las personas que practican deporte por su cuenta.

7. Más cómodo y flexible

Otra de las ventajas de contar con un entrenador personal y que los usuarios valoran notoriamente es la comodidad que consiguen con los servicios prestados ya que puede realizar los ejercicios desde casa o en un lugar cercano.

Estas ventajas son ideales para las personas que disponen de poco tiempo y apenas tienen un par de horas para practicar algo de deporte. Así, de esta manera aprovechan mejor los minutos al no tener que desplazarse demasiado (o al menos tan sólo algunos días).

8. Menor abandono

Por último, es importante recalcar que con un entrenador se consigue cumplir el propósito de hacer ejercicio. Uno de los problemas más comunes es el hecho de abandonar la actividad física al poco tiempo por la falta de motivación o por alguna lesión ocasionada por la falta de conocimientos. También puede ocurrir que no encuentres el ejercicio adecuado, pero por eso estamos aquí, para contarte que la solución está en contar con un entrenador personal.

Una vez llegados a este punto, no pongas en duda ni un minuto más el hacer deporte pues si cuentas con un entrenador personal el éxito está asegurado.

Relacionados