Vapear afecta tu salud bucal

Sabemos que el cigarrillo es un vicio bastante nocivo para la salud que trae graves problemas para nuestro organismo, incluso, los que fuman lo saben. Por ello, muchos de los fumadores emprenden ese largo camino hacia la superación de su adicción por medio de diferentes recursos, desde talleres y asistencia profesional, hasta la meditación y el consumo continuo de chicles. Todo lo necesario para ganarle a la adicción.

Una de las formas de la que se están valiendo estos fumadores es la del uso de vapers, llevándoles a haberse convertido en dispositivos realmente populares hoy en día. Incluso, muy utilizados entre el público que no consume nicotina y adolescentes, más por la experiencia del vapeo y el gusto por lo diferentes aromas y sabores de los líquidos, que por la necesidad de nicotina.

Pero, la pregunta es ¿estos dispositivos igual podrían causar daños en nuestra salud? O, más específicamente ¿podría tener efectos sobre la salud de mi boca? Acompáñanos a averiguarlo.

¿Qué son y cómo funcionan los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos capaces de calentar un líquido y generar un aerosol, y los cuales funcionan gracias a   un espacio para contener el fluido, un elemento que genera el calor y una batería.

Hoy en día existe una variedad de ellos en el mercado, de diferentes colores, funcionalidades, potencias y tamaños: los hay con aspecto de cigarrillo, pipas, bolígrafos, memorias USB y otros artículos de uso diario.

El líquido que estos utilizan para la producción del aerosol  suele contener nicotina, glicerina, propilenglicol, saborizantes y otros químicos y metales, los cuales viene en una presentación de tubos con diferentes sabores y aromas los cuales se recargan.

La diferencia con los cigarrillos es que no hay inhalación de alquitrán ni monóxido de carbono, por lo que se puede pensar que son más inofensivos. El problema viene cuando el consumidor se olvida que igualmente este contiene nicotina, glicerina y otros químicos, los cuales son también dañinos para la salud, crean adicción y pueden llevar al desarrollo de un  cáncer.

No obstante, el vapear también puede trae efectos para nuestra salud bucal. Conócelos a continuación.

Efectos del vapeo sobre la salud bucal

Los expertos en salud bucal del Consejo de Dentistas nos comentan cuales son los efectos del vaper sobre la salud bucal del consumidor:

  • Inhalación de compuestos dañinos para la salud

El primer punto, que quizá tiene que ver mucho también con la salud en general es , es que con el uso del vaper inhalamos compuestos dañino para nuestra salud como lo hacemos con el cigarrillo.

Muchos consumidores creen que el vaper es un dispositivo muy inocente, completamente contrario al cigarrillo tradicional, pero la verdad se olvidan que el aerosol generado por el aparato tare consigo la presencia de variedad de compuestos como la nicotina, metales pesados como el níquel, estaño y plomo, y otros químicos y  compuestos orgánicos volátiles que al inhalarse llegan a los pulmones, pudiendo generar enfermedades pulmonares y cáncer, en el peor de los casos

Incluso, también pueden conllevar a problemas bucales como
bacterias en la boca, el deterioro de los dientes, caries, enfermedades de las encías, boca seca, inflamación en las encías y otros problemas.

  •  Problemas en las mucosas orales

La nicotina el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, lo cual afecta la irrigación de las mucosas de la boca, causando, a su vez, retracción gingival.

La falta de vitalidad del tejido gingival debido la disminución de nutrientes y de oxígeno provoca que las encías se retraigan, dejando al descubierto la raíz del diente. Entonces es justo ahí cuando se comienza a sufrir de sensibilidad y permitiendo que las caries se instalen, pudiendo que , de no ser tratadas a tiempo, vayan destruyendo los tejidos hasta el punto de ocasionar la perdida de la pieza dental.

Por otro lado, los vaporizadores no solo pueden causar que las encías se retraigan, sino también que se inflamen. Esto debido a que estos compuestos dañinos presentes en el aerosol pueden irritar la boca y la garganta, haciendo que los tejidos presentes en ellas se hinchen enrojezcan y de paso, duelan.

Lo peor de estos problemas es que cuando la mucosa está irritada no puede responder de la forma que se espera ante la aparición de heridas, por lo que se altera el proseo de cicatrización y de reparación, impidiendo la pronta recuperación.

Esto quiere decir que, por ejemplo, si nos tenemos que someter a una intervención odontológica, el proceso de recuperación postoperatorio puede llegar a complicarse, al igual que nos volvemos menos aptos para ciertos tratamientos, como en el caso del uso de implantes, el cual no es recomendable para pacientes en estas condiciones.

  • Mayor riesgo de infecciones

El cigarrillo electrónico también tiende a aumentar las posibilidades de desarrollar enfermedades infecciosas en la cavidad bucal como la caries y la periodontitis, las cuales, en el peor de los casos, pueden llevar a al perdida del diente afectado.

Esto se debe a que el vaper disminuye la producción de saliva, y por consiguiente favorece la formación y acumulación de placa bacteriana.

Igualmente, el compuesto dulce de los líquidos que se utilizan para vapear trabaja como los dulces de los que debemos cuidarnos tanto: producen ácidos, los cuales, luego podrían llegar a desarrollar caries. Asimismo, dependiendo de nuestra rutina de cepillado y que tan cumplidos somos con ella, la caries puede ir avanzando de forma sigilosa hasta que afecta la parte interna del diente y produce daños irreparables en el diente y la zona circundante.

Esto, en combinación con la retracción gingival de la que hablamos en el punto anterior, conllevan a la aparición de la enfermedad periodontal. Así, la destrucción profunda de los tejidos y la pérdida del hueso alveolar pueden llevar a la movilidad de los dientes e incluso a su pérdida.

Finalmente, pero no menos preocupante, el uso del cigarrillo electrónico también puede trae como consecuencia la aparición de hongos en la boca, como la candidiasis oral, con manchas blancas en la lengua o el enrojecimiento de las mucosas.

  • Boca seca

La presencia de propilenglicol entre los componentes del producto podría favorecer la xerostomía o boca seca en algunas personas.

Esta, además de ser muy molesta para quien la padece, favorece el desarrollo de caries, placa bacteriana y llagas, lo cual conlleva a los problemas que hemos destacado en los puntos anteriores. Además que también puede llevar a desarrollar halitosis o mal aliento, síntoma aún más incómodo para el paciente.

  • Manchas en los dientes

Consejo de Dentistas nos cuenta que uno de los peores síntomas del uso del tabaco son las manchas en los dientes que se desarrollan al tiempo de su uso continuo, ya que no solo restan al salud de nuestra dentadura, sino también nuestra imagen personal, al no poder mostrar una sonrisa blanca y saludable.

Lo bueno es que, si, con el cigarrillo electrónico estas manchas son menos probables que aparezcan. Esto porque no hay alquitrán dentro de la combustión, el cual es el culpable de estas desagradables manchas en los dientes, por lo que se puede estar tranquilo de tener que pasar por este efecto.

No obstante, no por eso se debe cantar victoria, y es que las manchas amarillentas en los dientes, si, son muy molestas, pero solo afectan nuestra dentadura a un nivel estético; igualmente los cigarrillos electrónicos si que tienen otros componentes que les afectan a nivel interno y de salud, lo cual es lo más importante a prestar atención.

  • Cáncer oral

Nos guardamos para ultimo el peor de los casos, el de la aparición de células cancerígenas. Sucede que las sustancias toxicas que contiene el vaper pueden aumentar el riesgo de sufrir cualquier cáncer oral. Y, aunque no existe todavía evidencia que confirme la relación del cigarrillo con la aparición del cáncer a ciencia cierta, si que se ha aclarad lo perjudicial para la salud del uso del dispositivo que tiene un efecto sobre el desarrollo de malignidad en las células.

Sin cigarrillo, es mejor

Sabemos que el cigarrillo electrónico fe un paso hacia el abandono del hábito del tabaco de forma definitiva y que en verdad que es menos perjudicial para la salud que el cigarrillo tradicional. Pero, debes avanzar cada vez más hacia tu meta de dejar este feo hábito.

El cigarrillo electrónico puede ser un pequeño alivio a tu situación anterior, pero no olvides que igual trae muchos efectos adversos para tu salud.

Hay otras formas más sanas de lidiar con tu dependencia al tabaco y avanzar hacia una vida más saludable sin la presencia de la nicotina.

Sabemos que el camino es difícil y largo y que tendrás muchos trasvieses, pues abandonar una adicción no es nada fácil. Pero te instamos a que buques ayuda profesional para que te ayude a descubrir otras alternativas más saludables en tu camino hacia la liberación. Por ejemplo, alimentos que te ayuden a lidiar con las ansias y las ganas de meterte algo a la boca para liberar estrés, meditación, métodos para el control de la ansiedad, ejercicio, una dieta balanceada, hidratare frecuentemente, asistir a tu médico, y apoyarte en tu circulo de confianza cada vez que sientas que vas a desfallecer…

Relacionados