Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Salud dental y rendimiento físico van de la mano

¿Hasta qué punto es importante la salud dental en la vida de las personas? No cabe la menor duda de que tiene una influencia mucho más grande de lo que podríamos llegar a pensar en un principio. No es solo una cosa que tenga que ver con la salud de las personas, sino que también genera una influencia muy grande a la hora de rendir en el trabajo, en lo que respecta a las tareas del hogar y también en lo que tiene que ver con el deporte. Y es que la influencia de la salud dental en todo nuestro ser es muy grande.

Según una noticia publicada en el diario As, y en concreto en su sección Mejor con Salud, una mala salud dental puede ser un motivo de lesión. Por poner un ejemplo, los profesionales de un campo como este aseguran que padecer un proceso infeccioso o inflamatorio puede aumentar las posibilidades de sufrir lesiones musculares. Y también pueden ser los causantes de sufrir patologías cardiovasculares, infecciones orgánicas y, por su fuera poco, problemas en ligamentos, músculos o articulaciones. Fijaos si es importante cuidar de la salud dental.

La relación entre la salud dental y el deporte es mucho más poderosa de lo que podemos llegar a pensar. Lo han confirmado en repetidas ocasiones desde la clínica Cooldent, cuyos principales responsables aseguran que buena parte del aumento de las visitas de la gente joven a las clínicas dentales se debe principalmente a esa cuestión. Teniendo en cuenta que hay muchas personas jóvenes que practican deporte con el fin de mejorar su estética, es importante saber que hay más cantidad de gente que cuida de sus dientes y, por ende, del rendimiento físico del que se puede disponer a la hora de enfrentarnos a esa actividad física.

Además, de una relación como la del deporte y la salud dental se ha adquirido conciencia, además de en España, en otros países de la Unión Europea. Existe un amplio consenso en lo que tiene que ver con este asunto y no cabe la menor duda de que hay personas en todos esos países que valoran absolutamente todo lo que tiene que ver con la relación de la que estamos hablando. De ahí se desprende la mejora en la salud dental que se ha experimentado, en términos generales, en el Viejo Continente.

Por cierto, para los que no confiáis demasiado en un país como el nuestro en materia de salud bucodental, en el portal web Dentalnews afirman que España es el tercer mejor país en lo que tiene que ver con salud dental en Europa. Solo dos países como Alemania e Italia nos superan. Ni siquiera países tradicionalmente buenos en este sentido, como lo podrían ser Suecia, Dinamarca, Noruega o Finlandia, pueden competir con nosotros en lo que respecta a la calidad de nuestra salud dental. Eso dice mucho, y muy bueno, de nuestro país. Esperamos que así sea por mucho tiempo.

La calidad de los profesionales, clave

Una de las grandes respuestas que encontramos para que se haya tomado tanta conciencia en España en relación a la salud dental tiene que ver con la calidad de los profesionales en odontología que operan en el interior de nuestras fronteras. Los y las dentistas de nuestro país son de los mejores del mundo y eso tiene una influencia tremenda a la hora de paliar los malos resultados en salud dental que afectaban a nuestro país hasta hace no demasiadas décadas. Por suerte, tenemos una sólida base sobre la que construir una permanencia muy larga en la élite de los países que más y mejor gestionan todo lo ligado a la odontología.

Y eso que hay países que nos han ‘birlado’ a muchos de nuestros profesionales, que al igual que sucede con otras ramas de la salud, se han marchado a naciones como los Estados Unidos a causa de que allí se les ha pagado muy bien por la realización de su trabajo. Deberíamos haber sido capaces de retener a toda esa gente en nuestro país, pero no lo hemos conseguido. A pesar de eso, podemos estar contentos, como decíamos, con la calidad de los profesionales en odontología que se encuentran aquí.

Es evidente que no se puede bajar la guardia en materia de salud dental. Hay que seguir incidiendo, por parte de todos los profesionales, de las instituciones y de la gente, en lo imprescindible que resulta mantener nuestra boca sana y cuidada. Si practicamos deporte, lo notaremos. Si no, también.  Ojalá que, sea cual sea nuestro caso, solo tengamos que acudir al dentista a realizarnos una revisión anual, que es lo recomendado y lo que cada vez más gente hace. Sería la mejor de las noticias que os podríamos dar en otra noticia posterior.

 

Relacionados